Agua termal

El agua termal de Atache procede de las termas de Salies de Béan, situada en los pirineos atlánticos franceses. Se trata de agua de lluvia que se filtra en el suelo y que, durante años, viajan entre las rocas del subsuelo enriqueciéndose de los minerales que aporta la tierra. Cuenta con propiedades calmantes, descongestivas y antiinflamatorias debido a la presencia de oligoelementos en su composición, como calcio, magnesio, hierro, zinc, cobre y manganeso.
Está especialmente indicada para pieles sensibles, atópicas o con tendencia a las reacciones alérgicas.

Menú