Vitamina E

La vitamina E nos ayuda a cuidar todo nuestro organismo, pero también nuestra piel. Esta vitamina es un nutriente liposoluble que estimula nuestro sistema inmunitario y ayuda a proteger las células de los radicales libres. Por suerte, podemos encontrarla en cantidad de alimentos, como por ejemplo el aceite de girasol, las castañas, los aguacates o las almendras.
En cosmética es usado como un antioxidante y protector biológico contra la peroxidación lipídica de las membranas celulares. Además, incrementa la microcirculación de la piel mejorando la elasticidad, ofrece protección frente a UV e IR, disminuye las marcas provocadas por acné y potencia el efecto antioxidante de la vitamina C.

Menú