Ácido Kójico

Se descubrió hace décadas en Japón y se ha convertido en uno de los despigmentantes más eficaces que existen. Actúa inhibiendo la producción de la enzima tirosinasa, que es la encargada de regular la melalina. Este ingrediente es capaz de aclarar la piel, unificar el tono y mejorar notablemente el aspecto de las manchas de pigmentación producidas por el sol o los cambios hormonales. Además es antioxidante, por lo que ayuda a tratar las arrugas u otros signos de la edad.

Menú